Factura rectificativa de IVA

Las facturas rectificativas no sólo se utilizan cuando debemos modificar algún dato en una factura ya emitida. Son un elemento indispensable si queremos recuperar el IVA de facturas impagadas.

¿Qué es la factura rectificativa de IVA?

Es una obligación contemplada en el artículo 80 de la Ley del IVA, para poder recuperar el IVA repercutido en caso de insolvencia o concurso de acreedores de un cliente que haya motivado el impago de alguna de nuestras facturas.

Es importante tener en cuenta que a partir del 1 de Febrero de 2014, las pymes y autónomos no tendrán que pagar el IVA de las facturas que se hayan cobrado, con lo que las facturas rectificativas de IVA serán únicamente de aplicación para las grandes empresas.

¿Cuándo debo realizar la factura rectificativa de IVA?

Lo primero que debemos tener en cuenta es cuándo se considera impagada una factura. La ley indica que si tu facturación es superior a los 6.010.121,04 euros, puedes reclamar pasados 12 meses desde la emisión de la factura. Si tu facturación es menor, el plazo es de 6 meses.

Una vez cumplido el plazo de 6 o 12 meses, según el caso, dispones de tres meses para realizar la factura rectificativa de IVA y realizar todos los pasos para obtener la devolución del IVA repercutido y no cobrado.

¿Qué requisitos se deben cumplir para emitir una factura rectificativa de IVA?.

Además de cumplir escrupulosamente los plazos que ya hemos mencionado, es imprescindible que se cumplan todos estos requisitos dentro de los tres meses que marca la ley:

  • Hay que reclamar judicial o notarialmente la factura impagada. Es el paso previo a confeccionar la factura rectificativa de IVA.
  • Emitir la factura rectificativa de IVA, que deberá cumplir todos los requisitos de las facturas rectificativas. La factura irá con base imponible 0 euros y el importe total del IVA irá en negativo. En nuestra contabilidad, generará dos asientos, uno de la cuenta 490 a la 436, y otro de la 477 a la 636, ambos por el importe del IVA.
  • Enviar a Hacienda la factura rectificativa, la copia de la factura original y todos los documentos que justifiquen que has reclamado el crédito (judicial o notarialmente) para lo cual dispones de un mes desde su emisión. Esa factura rectificativa también la debes enviar al deudor, preferiblemente por correo certificado.
  • Por último en tu declaración trimestral de IVA debes hacer constar la reducción de la base imponible relativa al IVA no cobrado. De esta manera compensas el IVA.

¿En qué casos no puedo emitir una factura rectificativa de IVA?

La ley indica taxativamente que no podemos servirnos de este procedimiento en los siguientes casos:

  • Créditos con garantía real.
  • Créditos afianzados por entidades de crédito o sociedades de garantía recíproca o cubiertos por un seguro de crédito o caución.
  • Créditos entre personas o entidades vinculadas.
  • Créditos adeudados o afianzados por entes públicos.

Enjoyed this post? Share it!