Descuento de pagarés.

Descuento-de-pagarésEl pagaré es un documento que contiene un reconocimiento de deuda a pagar en una determinada fecha. Quien lo extiende es la persona que debe el dinero, y se llama emisor o suscriptor. La persona a la que le debemos el dinero se llama beneficiaria o tenedora. La aceptación como medio de pago así como el procedimiento del descuento de pagarés en el ámbito del trabajador autónomo y de las pymes desde hace años es cada vez mayor.

A diferencia de la letra de cambio, que debe tener un formato específico según la Ley Cambiaria y del Cheque, para que un pagaré sea válido no es necesario un formato determinado, aunque sí debe recoger determinados datos y unas mínimas formalidades. Por ejemplo, debe contener la palabra pagaré, contener la promesa de pago, fijar el vencimiento, el lugar de pago, designar el tomador y estar firmado por el emisor, entre otros. Puedes encontrar infinidad de modelos en la red.

Los pagarés pueden cobrarse antes de la fecha de vencimiento y para ello acudimos a lo que se llama descuento de pagarés, que no es otra cosa que entregar el documento a una entidad bancaria o a una financiera, que nos anticipará el dinero salvo la parte de la comisión que se cobra. De esta manera, una vez descontado el documento, el tenedor o beneficiario pasará a ser el banco o la empresa que nos adelantó el dinero. Pero esto no quiere decir que el riesgo del impago sea suyo: en el documento de descuento siempre va a figurar la cláusula salvo buen fin, que quiere decir, ni más ni menos, que si el banco no puede cobrar del deudor, podrá ir contra nosotros.

La principal ventaja del descuento de pagarés es precisamente el poder anticipar su cobro. De esta manera podemos solucionar nuestros problemas de liquidez. A la vez, este es su principal inconveniente: no vamos a cobrar la totalidad de la deuda. Otra ventaja a tener en cuenta es que los importes descontados no se reflejan en nuestra CIRBE, algo muy importante de cara a solicitar futura financiación(préstamos personales, créditos, avales, tec.).

Podemos descontar pagarés a través de Bancos y cajas, empresas de financiación y empresas de descuento de pagarés. En cualquier caso todas funcionan igual, salvo matices:

1. Debemos aportar nuestros datos identificativos, que variarán en función de si somos autónomo o empresa.
2. Analizarán nuestra solvencia. No olvides que si el deudor no paga, irán contra nosotros.
3. Firmaremos el contrato de línea de descuento, también llamado descuento comercial, y a través del cual podremos descontar pagarés y letras de cambio, entre otros efectos mercantiles. Este contrato se suele acompañar de una póliza de crédito. Ten en cuenta que nos van a anticipar el dinero, y el banco tiene que cobrarlo. Si el deudor no paga voluntariamente se cobrarán del crédito que hemos firmado.
4. Lógicamente, debemos entregar los pagarés y las correspondientes facturas, para que el banco o la financiera pueda cobrar.

Hasta aquí si tenemos varios pagarés, pero ¿qué pasa si sólo tengo uno?. Hay empresas que ofrecen el descuento de pagarés sin necesidad de abrir una línea ni firmar un crédito. Basta con enviar la factura y el pagaré, realizarán un pequeño estudio de riesgo y si consideran que es viable, nos abonarán el dinero estipulado en 24 horas.

Entre las principales empresas de descuento de pagarés podemos mencionar Gedesco, Corfisa, Savia, Ficomsa y Crealsa, todas con una operativa prácticamente idéntica. La principal diferencia entre ellas está en las comisiones y gastos por el descuento, que también van en función del importe y el número de pagarés a descontar.

Enjoyed this post? Share it!