Beneficios fiscales para los autónomos mayores de 65 años.

Beneficios-fiscales-autónomos-65-añosSi tienes 65 años o más, es el momento de plantearte el traspaso de tu negocio y beneficiarte de exenciones en el IRPF. La reciente normativa establece que las ganancias patrimoniales obtenidas por los mayores de 65 años están exentas en los primeros 240.000 euros si se reinvierten en una renta vitalicia.

Ante la ambigüedad de la norma, la Dirección General de Tributos, a raíz de la consulta de un contribuyente, aclaró que esta exención también es aplicable si el elemento que se vende está afecto a una actividad empresarial. Por tanto si tienes un negocio y estás pensando traspasarlo, a partir de los 65 años la operación te puede salir bastante rentable.

Para poder disfrutar de los beneficios fiscales para loa autónomos mayores de 65 años debes tener en cuenta los siguientes factores y requisitos:

1.- Evidentemente, hay que tener 65 años cumplidos o más. Si todavía no has alcanzado la edad y tienes pensado traspasar tu negocio, sigue leyendo porque comprobarás que te interesa aguantar un poco hasta cumplir la edad.

2.- A la hora de vender tu negocio la exención IRPF sólo se aplica sobre las ganancias obtenidas por la venda del local y del fondo de comercio. El stock, en términos fiscales, se considera rendimiento de actividades económicas, y estaría fuera de este beneficio.

3.- La exención recae sobre los 240.000 primeros euros de ganancia patrimonial. El exceso sobre esos 240.000 euros tributa. De igual manera, si obtuviste, por ejemplo, una ganancia patrimonial de 250.000 euros y decides reinvertir únicamente 150.000, deberás tributar por los 100.000 restantes.

4.- Debes reinvertir esa ganancia de 240.000 euros en una renta vitalicia en el plazo de seis meses, con una periodicidad inferior o igual a un año y comenzar a percibirse en el plazo de 12 meses desde su constitución. Además, el importe anual de las rentas no podrá decrecer en más de un 5% respecto al año anterior, para evitar recuperar el dinero de golpe al cabo de 12 meses. Es imprescindible formalizar un contrato con la entidad asegurador y comunicarle que la renta vitalicia se contrata por la reinversión del importe de la venta del negocio.

Que puedas acogerte a este beneficio fiscal no quiere decir que no tengas que reflejar el importe en la declaración de la renta. Tienes que hacer constar los datos de la venta, pero no tendrás que pagar impuestos por ella.

Teniendo en cuenta que si tuviéramos que tributar por los 240.000 euros que ahora gozan de exención fiscal en el IRPF, estaríamos hablando de unos 55.000 euros de coste, el ahorro es considerable.

Enjoyed this post? Share it!