IVA intracomunitario. ¿Qué es y como afecta a los autónomos?

IVA-IntracomunitarioCon la implantación hace años del mercado común en la Unión Europea, se hizo necesario establecer los criterios de aplicación del IVA en las operaciones comerciales entre ciudadanos de los países miembros, creando unas reglas especiales de IVA intracomunitario, que en principio iban a ser transitorias, pero que llevan aplicándose casi 20 años sin apenas variaciones.

¿Qué operaciones se ven afectadas por el IVA intracomunitario?. Podemos distinguir tres tipos de actuaciones empresariales o comerciales:

  • Adquisiciones intracomunitarias. Cuando adquirimos bienes procedentes de países de la Unión Europea, el proveedor deberá expedir una factura sin IVA. De cara a nuestra contabilidad, debemos autorrepercutirnos el IVA y luego deducírnoslo, si cumple con los requisitos del artículo 92 y siguientes de la ley del IVA.
  • Prestaciones de servicios. Cuando como trabajadores autónomos realizamos  prestaciones de servicios a clientes de otros países de la Unión Europea y no se producen dentro de territorio español, el servicio lo debemos facturar sin IVA. Un caso cada vez más extendido es el de la inserción por parte de Google de publicidad de nuestra empresa, o viceversa, los espacios publiciarios que Google coloca en nuestra web o nuestros blogs. Las facturas generadas están exentas de IVA, siempre y cuando estemos inscritos en el Censo VIES.
  • Entregas intracomunitarias. Si somos nosotros los que vendemos un bien a otro empresario de la Unión Europea, igualmente debemos emitir la factura sin IVA, dado que las entregas de bienes están exentas según el artículo 25 de la Ley.

Requisitos para la aplicación del IVA intracomunitario.

Lo primero que debemos saber es que para que entren en funcionamiento las reglas del IVA intracomunitario necesitamos estar dados de alta en el censo VIES y disponer de un número de Registro de Operadores Intracomunitarios. Este número lo debemos solicitar a través del modelo 036, marcando la casilla 582 y haciendo constar la fecha prevista para la primera operación en la casilla 584. Puede suceder que Hacienda nos solicite que justifiquemos nuestra petición, indicando con qué empresas vamos a trabajar, y que aportemos los contratos o la documentación pertinente. La Agencia Tributaria debe contestarnos en el plazo de tres meses. Si no es así, entenderemos denegada nuestra petición.

¿Cómo funciona el IVA intracomunitario si no dispongo del ROI?

Si no disponemos del número de Operador intracomunitario, las reglas del IVA intracomunitario no se aplican, es decir, todas las facturas deben ir con el IVA del país desde el que se venda el bien.

Por eso, es de vital importancia comprobar si el cliente al que vamos a prestar el servicio o vender el bien dispone de número ROI, puesto que en caso contrario le tendremos que facturar el IVA. Lo mismo sucede si somos nosotros quienes adquirimos el bien: nos emitirán la factura con el IVA del país de origen salvo que les comuniquemos nuestro número ROI, a fin de que puedan comprobarlo en el Censo VIES y emitirnos la factura sin IVA.

Es el autónomo o empresario que exporta el bien el que está obligado a comprobar la inscripción en el Registro de operadores intracomunitarios del cliente para poder expedir la factura sin IVA. El censo VIES se puede consultar en la web de la AEAT o en la de la Comisión Europea.

¿Qué obligaciones fiscales conlleva el IVA intracomunitario?.

Los trabajadores autónomos que realicen operaciones intracomunitarias deben tener en cuenta las siguientes especialidades:

  • Es imprescindible rellenar el modelo 349, una declaración informativa que en función del volumen de operaciones puede ser mensual, bimestral, trimestral o anual. Si el importe total de las entregas de bienes o prestaciones de servicios no supera los 35.000 euros y el importe total de las entregas a países de la UE no excede de 15.000 euros, podremos realizar la declaración anual, durante el mes de Enero.
  • Tanto en el modelo 303 (declaraciones trimestrales de IVA) como en el 390 (resumen anual), hay que detallar tanto las adquisiciones intracomunitarias, las entregas comunitarias y las prestaciones de servicios. Dada la complejidad que nos puede suponer rellenar los modelos por primera vez, recomendamos acudir a un gestor que nos realice las declaraciones y nos explique dónde colocar cada partida del IVA intracomunitario.

Enjoyed this post? Share it!