Declaración del IRPF de autónomos

Como cualquier otro contribuyente, los autónomos también tienen obligación de hacer la declaración de la renta anual. Pero si para los trabajadores por cuenta ajena presentar el IRPF es relativamente sencillo, el IRPF de autónomos presenta sus complicaciones porque la normativa del impuesto es en algunos puntos diferente. Vamos a analizarlos:

  • En cuanto al mínimo para declarar, tendrán que presentar la declaración de IRPF los autónomos que hayan obtenido ingresos superiores a 1.000 euros.
  • Puesto que es muy difícil para la Agencia Tributaria estimar los ingresos que genera un autónomo, no van a poder presentar la renta por borrador, salvo el caso de socios o administradores de una empresa que cotizan como autónomos.
  • Es indiferente el modo que hayan elegido para tributar trimestralmente. Ya sea estimación directa normal o simplificada, o de estimación objetiva (módulos), deben presentar el IRPF los autónomos que superen el mínimo de ingresos para declarar.

Dada la complejidad que a veces suele tener la cumplimentación de la declaración de la renta, en el caso del IRPF de autónomos es aconsejable contar con los servicios de un gestor experto que la elabore, sobre todo si es la primera vez que se enfrentan a ella. Nos ahorraremos tiempo que podremos dedicar a nuestro negocio y quebraderos de cabeza.

Si decidimos cumplimentar la declaración de IRPF de autónomos personalmente, es importante solicitar a Hacienda nuestros datos fiscales, para saber qué saben exactamente de nosotros, sobre todo si hemos practicado retenciones a nuestros clientes y ver quién las ingresado en Hacienda y quién no. De lo que no nos facilitará información es de nuestro volumen de operaciones, que tendremos que calcular nosotros mismos.

Enjoyed this post? Share it!