Modelo 115 AEAT

Modelo 115 AEATSi eres autónomo, desarrollas tu actividad en un local que tienes en régimen de alquiler, y pagas más de 900 euros anuales, algo que no es difícil, tienes que presentar el modelo 115 AEAT, que es donde declararás las retenciones el IRPF que has practicado todos los meses en el pago del alquiler de tu oficina o local.

Si desarrollas tu actividad en un local con un contrato de leasing o renting, modalidades del arrendamiento financiero, no debes presentar el modelo 115 en Hacienda.

Cuando hay que presentar el modelo 115.

Se trata de un impuesto con liquidación trimestral, así que a la vez que presentas el modelo 303 de IVA y el modelo 130, si estás obligado a ello, deberás presentar el modelo 115 también.

Así pues, las fechas para presentar el modelo 115 AEAT según el calendario del contribuyentes son las siguientes:

  • Primer Trimestre: del 1 al 20 de Abril.
  • Segundo Trimestre: del 1 al 20 de Julio.
  • Tercer Trimestre: del 1 al 20 de Octubre.
  • Cuarto Trimestre: del 1 al 20 de Enero del año siguiente.

Cómo rellenar el modelo 115 de Hacienda.

Debes entrar en la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria, acceder al modelo e identificarte. Es un modelo muy sencillo de rellenar, porque tiene muy pocas casillas.

Así, en la casilla número 1, donde nos pide que indiquemos el número de perceptores, tendremos que indicar el número de personas o empresas a las que pagamos el alquiler.

En la casilla número dos tendremos que sumar las cantidades brutas que hemos pagado por los tres meses del trimestre, sin sumar el IVA, que no se refleja en este impreso, ni restar la retención IRPF, puesto que esta última se pone en la casilla 3.

Como en el resto de modelos AEAT, nos encontraremos la casilla correspondiente a la declaración complementaria, que solo debemos rellenar en caso de que tengamos que presentar, como su propio nombre indica, una declaración complementaria porque, por ejemplo, nos hayamos equivocado en una anterior del mismo trimestre ya presentada.

Solo nos queda rellenar el importe a ingresar y presentar nuestra declaración. Si no domicilias el ingreso, deberás generar el NRC primero. Una vez presentado, recuerda guardar el resultado, que no es otra cosa que el modelo 115 en pdf ya presentado y con el código de verificación.

Al igual que pasa con el IVA, que tiene sus declaraciones trimestrales (modelo 103) y la anual (modelo 390), con las retenciones por alquiler pasa exactamente lo mismo. Tienes que realizar un resumen anual a través del modelo 180, en el que además tendrás que detallar la referencia catastral y la identidad de las personas a quienes pagas la renta.

Enjoyed this post? Share it!