Paro para trabajadores autónomos.

Con la entrada en vigor de la Ley 32/2010, se creó el paro para autónomos, de manera que, en teoría, quien se viera obligado a cerrar su negocio o dejar su trabajo por cuenta propia pudiera acceder a la prestación. En la práctica vamos a ver que no todos los trabajadores autónomos tienen derecho a paro, porque los requisitos a cumplir y el procedimiento para solicitarlo es a veces complicado.

Requisitos para solicitar el paro para autónomos.

  1. En primer lugar, es imprescindible estar dado de alta en el RETA o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar y cotizar por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, donde está incluida la prestación por cese de actividad.
  2. Debes estar al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad Social. Si no lo estás, pero tienes cumplido el mínimo de cotización para poder solicitar la prestación, puedes ponerte al día en 30 días naturales. Para justificar que estás al corriente de pago, debes solicitar un certificado a la Tesorería General.
  3. Haber cotizado por cese de actividad como mínimo 12 meses ininterrumpidos e inmediatamente anteriores al cierre.
  4. No haber alcanzado la edad de jubilación, salvo que no hayas cumplido el periodo de cotización mínimo para poder recibir la pensión.
  5. Que el cese en la actividad no sea voluntario, además de suscribir el compromiso de actividad debes acreditar que estás en disposición para reincorporarte al mercado laboral.

Causas por las que se puede solicitar el paro para autónomos.

Si cumples todos los requisitos anteriores, además debes estar incluido en uno de los supuestos siguientes:

  • Causas económicas, técnicas, productivas u organizativas que hagan inviable la continuidad de la actividad, como por ejemplo la declaración judicial de concurso que impida seguir con el negocio o pérdidas superiores al 30% de los ingresos en un año completo o de más de l20% en dos años consecutivos y completos. Es necesaria una declaración jurada del solicitante que deberá ir acompañada de los documentos contables, fiscales, administrativos o judiciales que apoyen la declaración.
  • Causas de fuerza mayor, que debe ser acreditada mediante una declaración expedida por los órganos gestores territoriales, junto con una declaración jurada del trabajador autónomo en la que debe constar la fecha en que se ha producido la causa de fuerza mayor.
  • Pérdida de la licencia administrativa, siempre y cuando ésta sea imprescindible para seguir ejerciendo la actividad y la pérdida no haya sido consecuencia de la comisión de un delito o falta administrativa por parte del trabajador autónomo.
  • Violencia de género. Es necesario acompañar la orden de protección o un informe del Ministerio Fiscal que acredite la situación.
  • Por divorcio o acuerdo de separación, siempre por resolución judicial siempre que el trabajador autónomo ejerciera funciones de ayuda familiar en el negocio del excónyuge.
  • Extinción del contrato del trabajador autónomo dependiente, siempre y cuando se produzca por la finalización de la duración del contrato que se debe comunicar al SEPE, por incumplimiento grave del cliente, por rescisión contractual justificada o injustificada por parte del cliente, muerte, incapacidad o jubilación de éste. Si tras finalizar la relación contractual y percibir la prestación, el TRADE vuelve a contratar con el mismo cliente en el plazo de un año desde que se extinguió la prestación, deberá devolverla.

Duración del paro para autónomos.

La prestación por cese de actividad está determinada por el número de meses cotizados, según los siguientes tramos:

De 12 a 17 meses cotizados: 2 meses de paro.
De 18 a 23 meses cotizados: 3 meses de paro, o 4 para los mayores de 60 años.
De 24 a 29 meses cotizados: 4 meses de paro, o 6 para los mayores de 60 años.
De 30 a 35 meses cotizados: 5 meses de paro, u 8 para los mayores de 60 años.
De 36 a 42 meses cotizados: 6 meses de paro, 10 meses para los mayores de 60.
De 43 a 47 meses cotizados 8 meses de paro, 12 meses si eres mayor de 60 años.
De 48 en adelante: 12 meses de paro.

Cuantía de la prestación.

Para calcular lo que te corresponde de paro para autónomos debes hallar la media de la base reguladora de la prestación por cese de actividad de los últimos 12 meses continuados en inmediatamente anteriores al cese de la actividad. A la base reguladora resultante, se le aplica el 70%, y ese es el importe que vas a cobrar en concepto de paro.

En principio, el primer pago del paro para autónomos lo recibirás a partir del primer día del segundo mes siguiente a aquel en que se produjo el cese del negocio. Por ejemplo, si se produjo en marzo, empezarás a cobrar en mayo.

Cómo solicitar el paro para autónomos.

Si cumples todos los requisitos exigidos, debes cursar la solicitud a tu Mutua o al Instituto Social de la Marina, en caso de los trabajadores del mar. Tienes de plazo hasta el último día del mes siguiente a aquél en que se produjo el cese de la actividad. Puedes descargarte la solicitud desde la web del SEPE.

Una vez analizada la solicitud por la Mutua, y en caso de que falten documentos o necesiten aclaración, te darán un plazo de 10 días hábiles para que puedas subsanar todos los defectos.

Si presentas la solicitud fuera de plazo, te descontarán de la prestación los días que transcurrieron entre el último día que tenías para presentar la solicitud y el día en que la presentaste.

La normativa actual sobre la prestación por cese de actividad tiene los días contados. El Gobierno prepara una ley sobre Mutuas que va a introducir modificaciones en el paro para autónomos, de las que iremos informando convenientemente.

Enjoyed this post? Share it!

 

2 ideas sobre “Paro para trabajadores autónomos.

Los comentarios están cerrados.